Buscar
Portada / 23 Abr 2015
¿Los opuestos…… se atraen?

“Los opuestos se atraen” es un dicho común en lo referente a las parejas; pero la realidad indica lo contrario.

 

La mayoría de las veces buscamos personas que se parecen a nosotros para formar parejas estables.

 

Estudios sobre relaciones de pareja han probado que el patrón más repetido entre parejas es que igual atrae a igual.

 

Ciertamente no quiero decir que estemos buscando nuestro reflejo en el espejo cuando buscamos el amor.

 

Al final, todos somos diferentes y eso es una ventaja. Estar con alguien distinto a ti definitivamente enriquece una relación.

 

Pero hay que aclarar que una cosa es alguien “distinto” y otra es alguien “diametralmente opuesto” en su personalidad, sistema de creencias, cultura, tradiciones y demás ámbitos que definen a una persona.

 

Según un estudio conducido en la universidad de Cornell, la mayoría de las personas que tiene una relación duradera y funcional está con una pareja similar a sí misma en los siguientes aspectos:

 

  • Nivel social y económico
  • Nivel de compromiso familiar
  • Apariencia física
  • Fidelidad sexual

 

Estas similitudes son a las que la mayoría de la gente da importancia al buscar pareja, ya sea de forma consciente o inconsciente. Y no es extraño pues cuando conoces a alguien en una fiesta, en el gimnasio o en el trabajo es probable que esa persona pertenezca al mismo círculo social al tuyo y que además se sienta atraído por las mismas actividades que tú.

 

Aunque esto no significa que el enamorarte de alguien de otra religión o distinta clase social esté destinado al fracaso, este tipo de relaciones pueden ser exitosas cuando hay personalidades compatibles.

 

Luisa Dillner en un artículo en The Guardian menciona lo siguiente:

 

“Si difieres en algunas áreas, incluso religión, aún puedes tener una excelente relación. El por qué las diferencias no son tan importantes puede radicar en una compatibilidad de personalidades. Un estudio en la Universidad de Iowa donde se entrevistó a 291 parejas recién casadas que llevaban 3 años de relación, probó que eran similitudes en personalidad (como qué tan abiertos o cariñosos eran) lo que mantenía a las parejas felices y les ayudaba a negociar, por ejemplo, qué música escuchar en el auto. Tener los mismos valores o actitudes probó no ser suficiente”.

 

Lo que estamos buscando en una pareja es alguien que complemente nuestras necesidades.

 

Muchas veces de forma inconsciente buscamos a alguien que nos permita crecer, sanar y aprender cosas que nos hacen falta y para que esto suceda no hay que ir a buscar al otro lado del mundo.

 

 

No Comments

There are not comments on this post yet. Be the first one!

Post your Comment

Código Glam 2018