Belleza

Cosmética biológica ¿de que va?

No sé ustedes pero yo soy una fan completa de los productos de belleza, me encanta todo lo que se está haciendo, que si los coreanos, pero los alemanes, pero los brasileños. Hoy en día hay una oferta enorme de productos de belleza y salud que juran hacer maravillas en tu cuerpo, y la verdad es que en muchos de los casos si lo es aunque no en todos.

Entre todas estas propuesta y gracias a que cada día nos hacemos más conscientes y sensibles a nuestro entorno (o es lo que opino yo) surgió la cosmética biológica, que suena como a algo complicado y difícil de entender, pero en realidad no lo es, la cosmética biológica le apuesta a los cero químicos, osea natural y sencillo pero a la vez súper noble para la piel, porque además tiene muchísimos nutrientes naturales.

Suena fácil como al escribirlo pero en el momento de ir a los anaqueles y leer las etiquetas y certificaciones de las marcas suele pasar que nos podemos hacer un poco lío sobre que es totalmente natural, que tiene más químicos y este tipo de cosas. Y es que entender ciertos términos de la farmacéutica suele ser una tarea complicada para los que no estamos familiarizados con los temas.

cosmetica2

Pensando en eso me puse a investigar más  y encontré una página web sobre el tema que me encantó y me ayudó a resolver muchas de mis dudas respecto a las cosmética biológica, pues lo explica sencillo y muy entendible, el blog se llama “mimundoesunparadiso.es”  y lo que más me gusto es que siempre tiene buenas publicaciones sobre este mundo ecológico que permite entenderlo de una mejor manera.

Y lo mejor de  Mi mundo es un paradiso es que tiene una lista súper completa de marcas que son eco friendly y además ¡Las puedes comprar desde el sitio! Así garantizas que lo que estás comprando es realmente natural, osea hace el trabajo de selección de las mejores marcas y las pone al alcance de un clic, suena bien ¿O no?

Y hay para todos, los pequeñines, las mujeres embarazadas, hombres, kits de regalo, en fin puedes pasar horas navegando y enamorándote de todos los productos que han sido escogidos con tanto cuidado.

Y pues ahí está mi tip si como yo andan un poco sin saber por dónde empezar en este mundo de la cosmética biológica.